¿Qué es el Ateísmo? ¿En qué creen los Ateos?

hombre y dios
¿Qué es un ateo?, la razón por la que nadie hace esta pregunta es porque la mayoría de las personas tienen ideas y nociones preconcebidas acerca de lo que es y no es un ateo. La procedencia de esas ideas preconcebidas varía, y tienden a evolucionar partiendo de influencias teístas o de otras fuentes.
 
El ateísmo es usualmente definido incorrectamente como un sistema de creencias. El ateísmo no es una falta de fe en dioses o una negación de los dioses; sino que más bien se trata de una falta de creencia en dioses.
 
Diccionarios antiguos definen el ateísmo como “la creencia de que no hay Dios.” Incluso algunos diccionarios definen el ateísmo como “maldad” o “pecado” y otros adjetivos despectivos.
 
Claramente, la influencia teísta contamina los diccionarios. La gente no puede confiar en estos diccionarios a la hora de definir qué es el ateísmo.
 
El hecho de que los diccionarios definen ateísmo como “no hay Dios” traiciona la misma influencia (mono)teísta. Así que sin la influencia (mono)teísta, la definición sería más bien “no hay dioses.”
 
¿Por qué los ateos debemos permitir que los teístas definan quiénes somos los ateos? ¿Otras minorías permiten a la mayoría que definan su carácter, visiones y opiniones? No, ellos no lo hacen. Entonces, ¿por qué todo el mundo espera que los ateos se queden callados y acepten la definición que expresan los teístas de nosotros? Los ateos se definen así mismos, nadie más.
 
El ateísmo no es un sistema de creencias ni tampoco es una religión. Si bien hay algunas religiones que son ateas (ciertas sectas del budismo, por ejemplo), eso no quiere decir que el ateísmo es una religión. Dos réplicas utilizadas comúnmente para decir que ateísmo es una religión son: 1) Si el ateísmo es una religión, entonces ser calvo es un color de pelo, y 2) Si el ateísmo es una religión, entonces, la salud es una enfermedad. Una nueva introducida en el 2012 por Bill Maher es: “Si el ateísmo es una religión, entonces la abstinencia es una posición sexual.”
 
El único denominador común que une a todos los ateos es la falta de creencia en dioses y seres sobrenaturales. De hecho los mejores debates que hemos tenido han sido con otros ateos, ¿no?. Esto se debe a que nosotros los ateos no tenemos un sistema de creencia en común, la sagrada escritura atea o a un Papa ateo. Esto significa que los ateos muy a menudo están en desacuerdo en muchos temas e ideas. Los ateos existen en una variedad de formas, colores, creencias, convicciones y antecedentes. Cada uno de nosotros somos tan únicos como nuestras huellas dactilares.

Parte de la ambigüedad y controversia existente en definir ateísmo surge de la dificultad de lograr un consenso en la definición de palabras como deidad o dios. La pluralidad extrema defalta de fe en dioses o una negación diferentes concepciones de dios y deidad ha llevado a diferentes ideas respecto su aplicación. En la Antigüedad clásica, los romanos acusaron a los cristianos de ser ateos por no adorar a sus deidades paganas. De forma gradual y a medida que este uso disminuía, se empezó entender al teísmo como la creencia en cualquier divinidad, sea la propia o no.

Con respecto al rango de los fenómenos rechazados, el ateísmo puede rechazar desde la existencia de las deidades, hasta la existencia de cualquier concepto espiritual, sobrenatural o trascendente, tales como aquellos del budismo, hinduismo, jainismo y taoísmo.

El ateísmo positivo es la afirmación consciente que los dioses no existen. El sentido estricto del ateísmo positivo no conlleva ninguna creencia particular aparte de afirmar la inexistencia de los dioses.

El ateísmo negativo incluye todas las otras formas del no teísmo. De acuerdo a esta clasificación, quienquiera que no sea teísta es un ateo negativo o positivo. Los términos fuerte y débil son relativamente recientes, mientras que los términos positivo y negativo tienen un origen anterior y se han usado (de maneras ligeramente diferentes) en la literatura filosófica y en apologéticas católicas. Bajo esta división del ateísmo, la mayoría de los agnósticos serían ateos negativos.

Anterior al siglo XVIII, la existencia de Dios se aceptaba tan universalmente en el mundo occidental que incluso se cuestionaba la posibilidad del ateísmo auténtico. Bajo el contexto del innatismo teísta, la idea de que todas las personas creen en Dios desde el nacimiento, estaba la connotación de que los ateos simplemente eran teístas en negación.

Los ateos prácticos o pragmáticos viven como si no existieran dioses y explican los fenómenos naturales sin necesidad de referencias divinas. No niegan explícitamente la existencia de los dioses, pero pueden considerarla innecesaria o inútil; de acuerdo a esta postura, estos tampoco proveen sentido a la vida, ni influencian la vida cotidiana. Una forma de ateísmo práctico con implicaciones para la comunidad científica es el naturalismo metodológico: la «tácita adopción o suposición del naturalismo filosófico dentro del método científico con o sin la plena aceptación o creencia en él.

El ateísmo pragmático puede tomar diversas formas:

-Ausencia de motivación religiosa: la creencia en dioses no impele la acción moral, religiosa o cualquier otro tipo de actuar.

-La exclusión activa de los problemas divinos y religiosos de la búsqueda intelectual y acción práctica.

-Indiferencia: la ausencia de interés en los problemas divinos y religiosos.

El ateísmo teórico explícitamente plantea argumentos contra la existencia de dioses y refuta los argumentos teístas comunes, tales como el argumento del diseño o la apuesta de Pascal. Es principalmente una ontología, concretamente una ontología física.

El ateísmo epistemológico sostiene que las personas no pueden conocer a Dios o determinar su existencia. Se fundamenta en el agnosticismo, que toma una variedad de formas. En la filosofía de la inmanencia, la divinidad es una entidad inseparable del mundo, que incluye a la mente propia, y cada conciencia individual está contenida en el sujeto. De acuerdo a esta forma de agnosticismo, la limitación en la perspectiva humana previene cualquier inferencia objetiva desde la creencia en un dios a la afirmación de su existencia independiente del creyente.

El ateísmo lógico afirma que varias de las concepciones de los dioses, tales como el Dios personal de las religiones abrahámicas como el cristianismo, poseen cualidades lógicamente inconsistentes entre sí. Tal ateísmo presenta argumentos deductivos contra la existencia de Dios, que señalan la incompatibilidad entre los atributos divinos, tales como perfección, creador del mundo, inmutabilidad, omnisciencia, omnipresencia, omnipotencia, omnibenevolencia, trascendencia, personalidad, sobrenatural, justo y misericordioso.

El ateísmo teodiceo afirma que el mundo como lo conocemos no puede reconciliarse con las cualidades comúnmente atribuidas a Dios o los dioses por los teólogos. Argumentan que la existencia de una deidad omnisciente, omnipresente, omnipotente y omnibenevolente no es compatible con un mundo en el que existe el mal y el sufrimiento (argumento del mal), y en el que el amor divino está oculto a tantas personas (argumento del ocultamiento divino).

El ateísmo axiológico o constructivista rechaza la existencia de dioses en favor de un «absoluto más elevado», tales como la humanidad. Esta forma de ateísmo favorece al hombre como la fuente absoluta de la ética y los valores, y permite a los individuos resolver sus problemas morales sin recurrir a seres sobrenaturales.

El Nuevo ateísmo es un movimiento de algunos escritores ateos anglosajones de principios del siglo XXI que propugnan que la religión no debería simplemente tolerarse, sino que debe ser contrarrestada, criticada y expuesta a la argumentación racional dondequiera que se manifieste su influencia, pues sostienen que las creencias son un mal social nocivo para las personas y la sana convivencia.

Entre los ateos famosos de El Nuevo Ateísmo están; Sam Harris, Daniel C. Dennett, Richard Dawkins, Victor J. Stenger y Christopher Hitchens

Los argumentos a favor del ateísmo abarcan desde aspectos filosóficos a perspectivas sociales e históricas. Las razones para no creer en deidades incluyen argumentos de ausencia de evidencia empírica,  el problema del mal, el argumento de las revelaciones inconsistentes, el rechazo a conceptos infalsables y el argumento de la no creencia, entre otros.  Si bien algunos ateos han adoptado filosofías seculares (como el humanismo y el escepticismo), no existe una ideología o conjunto de conducta único al que todos los ateos adhieran.  Muchos de ellos sostienen que el ateísmo es una cosmovisión más parsimoniosa que el teísmo y que por tanto la carga de la prueba no recae en quien no cree en la existencia de dioses, sino que es el creyente quien debe justificar su teísmo.

FUENTES DE REFERENCIAS: 


http://www.sindioses.org/simpleateismo/queesunateo.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Ate%C3%ADsmo

http://www.atheists.org/activism/resources

Lectura adicional

En español

En inglés

 

Shirley Rivera nació en Bayamón, Puerto Rico. Es una joven de 27 años que estudió Aeronáutica en la escuela de Aviación de la Universidad InterAmericana de Puerto Rico en el programa de Administración de Sistemas de Aviones de la Federal Aviation Administration de Isla Grande. Laboró en el periódico El Nacional de Oklahoma, en el 2012 ejerció como reportera ancla del clima en Telemundo Oklahoma City y también trabajó como reportera de noticias para Univisión Tulsa también en el estado de Oklahoma.

Durante muchos años se ha desempeñado como bloguera, comentarista social, activista atea y defensora de los derechos de las personas no creyentes. Actualmente es la presidenta de Ateístas de Puerto Rico y Directora Regional de American Atheists en Puerto Rico.

©2017 Ateístas de Puerto Rico - Privacy Policy - Return Policy - Term of Use

PO Box 362575 San Juan P.R, 00936-2575

informacion@ateistaspr.org

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?