Cristo Redentor en Guaynabo City por Hector O’neil, con fondos públicos. ¿Incostitucional?

 

16196002_10158124353870788_1551445895968883541_nMe veo obligado nuevamente a recordarle a otro líder PNP de su obligación de respetar la Clásula de Establecimiento consagrada en la Constitución Norteamericana (la que les gusta), la cual requiere la separación de Iglesia y Estado, y prohíbe el uso de fondos públicos (estatales o municipales) para “ayudar o inhibir” una religión o fomentar un “envolvimiento excesivo con la religión”.

Todos sabemos que al alcalde de Guaynabo, el Honorable Héctor O’Neill, le encanta imitar los monumentos de las grandes ciudades del mundo: ha llenado todas las calles de Guaynabo con imitaciones de los famosos “Boulevards” de París (!!!ooh, la la!!!), y ahora ha re-creado al Cristo Redentor de la ciudad de Rio de Janeiro en Brazil, con el “Mini-Cristo Redentor” en uno de sus famosos redondeles en Guaynabo, cerca del “Wily’s Pinchos” y el Krispy Kreme.

Tenemos que aplicar nuevamente los tres criterios de Lemon v. Kurtzman, 91 S.Ct. 2105 (1971), para determinar si el acto del municipio es válido o no bajo el “Establishment Clause” (Cláusula de Establecimiento):

1) La ley tiene que tener un propósito secular, o sea, no religioso.


2) En su efecto, la ley no debe ayudar ni inhibir una religión.


3) La ley no debe propulsar un envolvimiento excesivo del Gobierno con la religión.


Aunque los redondeles de O’Neill pueden tener un propósito secular (embellecimiento de la ciudad y reducción de accidentes vehiculares), no cabe ninguna duda que el Mini-Cristo Redentor que está trepado en el redondel, creado con fondos municipales, es un endoso al cristianismo, y fomenta un envolvimiento excesivo del municipio de Guaynabo con la religión. En Lynch v. Donnelly, 104 S.Ct. 1355 (1984), el Supremo resolvió que la colocación de un pesebre en la alcaldía de una ciudad para celebrar la Navidad no violaba la Cláusula de Establecimiento, siempre y cuando dejara espacios para celebrar otras religiones, y dicho pesebre fuera temporero.

Contrario al pesebre temporero de Lynch, el “Mini-Cristo Redentor de Guaynabo” está empotrado en un inmueble, lo que quiere decir que el “Mini-Cristo Redentor” subsidiado con el IVU y CRIM de Guaynabo llegó para quedarse. Tampoco veo espacio en el redondel para montar una imagen de Buda, Vishnu o cualquier otra deidad al lado de Cristo. Eso es simplemente inaceptable bajo la Cláusula de Establecimiento de la Primera Enmienda de la Constitución Federal. Por tanto, tengo que quitarle 40 puntitos al Honorable Héctor O’Neill y a sus asesores jurídicos por su ignorancia constitucional, y exhorto a cualquier “Guaynabito” concernido que radique un injunction en el tribunal federal de distrito para que elimine al “Mini-Cristo Redentor” del Redondel de Wily’s Pinchos.

Cortesía de Jorge Velasquez

Fuente: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10158124353870788&set=gm.10154564441498277&type=3&theater

 

 

Cristo Guaynabo 1

 

Shirley Rivera nació en Bayamón, Puerto Rico. Estudió Aeronáutica en la escuela de Aviación de la Universidad InterAmericana de Puerto Rico en el programa de Administración de Sistemas de Aviones. Laboró en el periódico El Nacional de Oklahoma, ejerció como reportera ancla del clima en Telemundo Oklahoma City y también trabajó como reportera de noticias para Univisión Tulsa también en el estado de Oklahoma, actualmente trabaja en programas educativos del Departamento de la Defensa de los Estados Unidos. Es presidenta y fundadora de Ateístas de Puerto Rico desde el 2014 y Directora Regional de American Atheists en Puerto Rico.

Durante muchos años se ha desempeñado como bloguera, comentarista social, activista atea y defensora de los derechos de las personas no creyentes. Actualmente es la presidenta de Ateístas de Puerto Rico y Director y la educación secular.

©2017 Ateístas de Puerto Rico - Privacy Policy - Return Policy - Term of Use

PO Box 362575 San Juan P.R, 00936-2575

informacion@ateistaspr.org

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?