El Argumento Ontológico Refutado

Anselm-CanterburyVit

 

El argumento ontológico plantea que el propio concepto de dios implica su existencia, o bien, que si podemos concebir un dios, entonces éste debe existir. Fue propuesto primeramente por el filósofo medieval Avicena, aunque el planteamiento más famoso es el de Anselmo de Canterbury.

Argumento ontológico:

“Ciertamente, algo tan grande que nada mayor pueda ser pensado no puede estar únicamente en el entendimiento, ya que si sólo estuviera en el entendimiento, también podría pensarse como parte de la realidad, y en ese caso sería aún mayor. Esto es, que si algo tal que nada mayor pueda ser pensado estuviera únicamente en el entendimiento, entonces esa misma cosa tal que nada mayor pueda ser pensado sería algo tal que algo mayor sí pudiera pensarse, algo que no puede ser. Dios debe existir, porque es aquello más grande que pueda ser pensado y, en consecuencia, si ese algo más grande fuera pensado pero no existiera, entonces podríamos pensar en algo más grande, en un ser que además de ser la cosa más grande pensada, existiera. Ese ser más grande en todos los sentidos es Dios.” (1)

Refutación:

El argumento ontológico pretende derivar la existencia de dios de su naturaleza perfecta. Nos dice que si dios es perfecto, y la existencia es una perfección, entonces debe, a la vez, ser existente. La falsedad del razonamiento se hace evidente, sólo es necesario decir que se trata de una Falacia por Petición de Principio. Este tipo de falacia argumentativa se da cuando se incluye la proposición a ser demostrada en la argumentación que la fundamenta. Ejemplo: “Dios existe porque él nos creó.” No demostré que dios existe, pero asumí que es real, para así afirmar que él nos creó y, en base a ello, sostener que existe. Aplicado al argumento ontológico: “Dios es perfecto porque es dios”. En este caso ignoro qué características posee el agente en cuestión, y estoy imposibilitado de corroborarlas, pero asumo a priori que es perfecto, para así afirmar que él es dios y, por lo tanto, que existe.

Además de esto, el argumento ontológico concibe a la existencia como una perfección y a la inexistencia como un defecto, cuando la existencia no añade nada a un concepto. Algo puede resultar perfecto como concepto y, sin embargo, no existir en la realidad.

1. Fragmento del argumento ontológico propuesta Anselmo de Canterbury en su obra Proslogion.

 

 

 

 

Difusor del librepensamiento, administrador de DIOS NO EXISTE, No creo en tu dios, dios no existe y no es necesario y autor de El Ser Imaginario.

©2017 Ateístas de Puerto Rico - Privacy Policy - Return Policy - Term of Use

PO Box 362575 San Juan P.R, 00936-2575

informacion@ateistaspr.org

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?