Reseña del Buen Libro: una Biblia Humanista

el-buen-libro

(Cato) tenía un dicho … que el pueblo romano era como ovejas; ya que ellos, cuando estaban solos, no obedecían, pero cuando estaban juntos en rebaño seguían a sus líderes: ‘Así que ustedes’, decía él, ‘cuando se juntan en un solo cuerpo, se dejan guiar por aquellos por los cuales jamás considerarían ser aconsejados cuando están a solas.’ – Hechos 54:19-20, el Buen Libro: una Biblia Humanista

Este es el “sheeple meme“, y se halla entre las primeras gotas de leche ordeñada de la Biblia Humanista para el consumo de la humanidad de este milenio. Es difícil hacer una reseña completa y justa de un libro que me tomará una vida entera para leer y aprovechar. El Buen Libro no ha sido diseñado para leerse de una sentada ni en una semana o en un mes. Pero merece particular atención por constituír un intento moderno de producir escrituras filosóficas y naturalistas que continúen la labor de Epicuro, Lucrecio, Filodemo y otros grandes pensadores de la filosofía. Lo mas cercano a una Biblia filosófica es la colección de mas de 1,500 páginas de obras antiguas y comentarios académicos titulada Les Épicuriens, que fue recopilada y publicada por Bibliothèque de la Pléiade, pero solo existe en idioma francés.

La idea básica del Good Book es que celebra el formato de las escrituras como medio para transmitir sabiduría y tradición. En el Buen Libro, el filósofo británico y editor de la obra AC Grayling imita el estilo editorial de la Biblia judeo-cristiana y el Corán, pero crea una Biblia completamente secular y no hace ni siquiera una mención de Dios. Es, en esencia, la Biblia de un filósofo. Se lee como escritura y contiene los libros filosóficos de Génesis, Sabiduría, Parábolas, Concordia, Lamentaciones, Consuelos, Sabios, Canciones, Historias, Proverbios, El Legislador, Hechos, Epístolas y El Bien.

Cabe aclarar, porque ha causado alguna confusión, que no menciona ni tiene nada que ver con los personajes ni con las narrativas de la Biblia judía, aunque sí contiene una versión laica de los Diez Mandamientos, por ejemplo. El enfoque es en el mundo grecorromano, mayormente. No se trata de una crítica ni un comentario de los conceptos de la Biblia religiosa, sino de una rica y expandida tradición de sabiduría humanista homenajeada en escrituras.

En ella se recoge la sabiduría de incontables sabios de la historia de la humanidad. Al igual que con la Biblia, no se hace mención de las fuentes y autores que inspiran cada verso y capítulo, y el contenido se mezcla de tal manera que es mejor leer sin preocuparse demasiado acerca de las fuentes y otras preocupaciones académicas.

Tomemos el Good Book desde el principio. El buen libro comienza, como debe ser, con un recuento natural de los comienzos. Éste no es tan largo como la obra del primer siglo De Rerum Natura de Lucrecio, ni tan largo como el libro judeo-cristiano de Génesis. Reitera importantes adagios epicúreos como “nada viene de la nada” (Génesis 4:10), en el quinto capítulo explica cómo los átomos se recombinan para formar muchas cosas de una manera que nos recuerda a Lucrecio, e incluso incluye elogios para el atomismo:

Los primeros investigadores nombraron los elementos de la naturaleza átomos, materia, semillas, cuerpos primitivos, y entendieron que son coetáneos con el mundo; Ellos vieron que nada viene de la nada, por lo que el descubrimiento de los elementos revela cómo se dan las cosas de la naturaleza y evolucionan. El miedo tiene dominio sobre las personas cuando entienden poco y necesitan historias simples y leyendas para consolar y explicar; Pero las leyendas y la ignorancia que se inventan son una casa de limitación y oscuridad. El conocimiento es libertad, libertad de la ignorancia y su hijo, el miedo; el conocimiento es la luz y la liberación. – Génesis 2:7-11

Luego, se menciona la necesidad de un Canon (una “ayuda” a la razón) y una advertencia contra la falsa filosofía: el excesivo enfoque en la razón sin empiricismo, algo que con frecuencia se denomina vulcanismo porque nos recuerda a Spock, el personaje de Star Trek cuyo origen es el planeta Vulcan y que es todo lógica, nada de empatía. Esto es de gran importancia. Muchos de los errores y desperdicios de tiempo que se ven en la filosofía se desprenden de la indisposición a ser científico y a pensar en base a la evidencia empírica. Sin confiar en los sentidos y las facultades naturales del ser humano, la especulación filosófica erra y se vuelve irrelevante:

De ello se desprende que todo el tejido de la razón humana empleada en la inquisición de la naturaleza está mal construído, como una gran estructura que carece de fundamentos. Ya que mientras la gente está ocupada en admirar y aplaudir los falsos poderes de la mente, le pasa por el lado y echa a perder sus verdaderos poderes los cuales, si se suministran con ayudas adecuadas y si se contentan con asistir a la naturaleza en lugar de tratar de dominarla en vano, se encuentran dentro de su alcance. Tal es el camino a la verdad y el avance del conocimiento. – Génesis 14:9-12

Algunos de los otros libros contienen proverbios, algunos de los cuales guardan profunda sabiduría. Entre los muchos adagios sabios en el Buen Libro, encontramos que los amigos son irremplazables, que el mejor modo de recordar a los que se han ido es por medio del recuerdo agradecido. El libro alaba la autarquía (auto-suficiencia) y se burla de Fortuna así: “Tu sabiduría consiste en esto: en que te veas a ti mismo como autosuficiente y consideres los accidentes de la vida como impotentes para afectar tu virtud“. Y hay este consejo contra las malas compañías:

Quien se acueste con perros se levantará con pulgas. – Proverbios 34: 8

De hecho, los proverbios de esta Biblia son tan coloridos y útiles como los de la previa. Los libros de Hechos e Historias nos recuerdan a las crónicas, a veces sangrientas, del Antiguo Testamento y son buenas fuentes de entretenimiento. En ocasiones nos recuerdan a la serie Game of Thrones. Aquí, mas que de enseñanza moral, se trata del arte de la narrativa y del recuento de la historia, de la cual a veces podemos aprender (estrategias y errores militares, la importancia del abastecimiento antes de la guerra, etc.). El contexto dentro del cual se enseña la historia laica, desde el principio, es una guerra entre oriente y occidente que tiene algo de resonancia con el “clash of civilizations” del cual tanto escuchamos hoy. El autor arguye que la enemistad entre el oriente místico y el occidente secular se origina en la remota antigüedad, en las animosidades viejas entre Grecia y Persia.

Se destaca también el libro de Parábolas, que se lee como unas 1001 Noches filosóficas, con una complicada y divertida mescolanza de historias dentro de historias que incluye fábulas de animales que son perfectas para entretener a los niños y varias leyendas sobre el Rey de la Ciudad de las Piedras (¿quizá Petra, en Jordania?). El libro termina con una leyenda que hace un llamado especial a la educación de las niñas. Contrastemos esto con los atentados talibanes contra les escuelas de niñas en Afghanistán, el intento de asesinato de Malala en Pakistán y el reciente circo de violencia y salvajismo en Nigeria encabezado por Boko Haram.

Y el pasado y el futuro se reúnen a tu alrededor cuando tu y tu maestro están ahí sentados. – Parábolas 23:27

Vale la pena también mencionar El Legislador, un libro que contiene una tradición de sabiduría completa alrededor de la idea de liderazgo: una buena herramienta para formar los líderes humanistas del futuro. Concordia contiene una tradición de sabiduría ligada a la amistad. Lamentaciones y Consuelos contiene enseñanzas apropiadas para la pérdida y la muerte, incluyendo material que podría ser de uso litúrgico. Epístolas y El Bien cierran la Biblia humanista con meditaciones sobre aquellas cosas que hacen que valga la pena vivir.

El Buen Libro, como puede imaginar, no es para el gusto de todos. Es probable que apele a las personas que aman la lectura, que disfrutan de la filosofía y que tienen las tradiciones de sabiduría en muy alta estima. No es para los académicos obsesionados con fuentes y con citas.

También sería de utilidad para los capellanes humanistas, sin duda. Se presta para crear liturgia para conmemorar los ritos de paso, bodas, funerales, etc., al igual que con otras escrituras. El libro de Epístolas, por ejemplo, contiene porciones que podrían ser utilizadas en algún tipo de ceremonia de entrada en la adultez y sus responsabilidades, dentro del contexto de un proceso de un joven recibir sabiduría de los viejos y los mayores.

Esto no es de escasa importancia. Personas como Joseph Campbell, de influencia sicoanalítica junguiana y mentor personal de George Lucas mientras producía Star Wars, han argumentado que la falta de rituales y ceremonias de pasaje de este tipo han contribuído, en parte, a que muchos adultos en estos tiempos sufran el complejo de Peter Pan y no logren accesar una siquis completamente madura. El reconocimiento público y oficial de estos ritos de pasaje ayuda a consolidar la identidad sicológica y social de un individuo.

Finalmente, la Biblia Humanista no sirve como una introducción general a la filosofía. No está organizada de ese modo. Fuera de mi libro, una introducción práctica que específicamente enseña la tradición epicúrea, hay dos libros que puedo recomendar por ser introducciones generales y por no ser demasiado secos y técnicos, ambos en inglés: Sophie’s World es una entretenida novela didáctica donde la historia de la filosofía es contada como un “coming of age story” de una niña llamada Sofía, mientras que The Dream of Reason es una interesante historia de las ideas y su evolución.

 Lectura adicional:

Para más citas buen libro, visite thgdbk.net

El Buen Libro en castellano, de amazon

Sobre la naturaleza de las cosas, de Lucrecio (lea en .pdf aquí)

 

Hiram Crespo es autor y blogger puertorriqueño residente en Chicago, fundador de societyofepicurus.com y autor de Tending the Epicurean Garden (Humanist Press, 2014) y de Cultivando el jardín epicúreo y el autor/traductor de Varios días en Atenas y Epítome. Ha contribuído artículos a The New Humanism (una publicación de The Humanist Chaplaincy at Harvard), The Humanist (una publicación del American Humanist Association), Greenewave, Humanist Life y muchos otros. Se graduó con altos honores de un Bachillerato en Estudios Interdisciplinarios en Northeastern Illinois University y además del español e inglés, conoce el francés y el idioma universal, esperanto.

©2017 Ateístas de Puerto Rico - Privacy Policy - Return Policy - Term of Use

PO Box 362575 San Juan P.R, 00936-2575

informacion@ateistaspr.org

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?