De la salud y el legado de Richard Dawkins

richard dawkinsHace unos años el autor, activista ateo y biólogo Richard Dawkins se está viendo mas viejito, ya tiene el pelo blanco, y en días recientes sufrió de un accidente cerebrovascular (un stroke, en inglés), pero se ha ido recuperando poco a poco. Ha cancelado actividades que tenía pendientes y ha dejado una grabación titulada “In His Own Words” para sus seguidores donde su voz se escucha cansada, fatigada y agrietada. Muchos de sus enemigos intelectuales religiosos dicen estar orando por el, mientras que sus fans ateos dicen que “they are rooting for him” (como decir: “voy a ti”).

Aunque no todos estemos al 100% de acuerdo con todo lo que Richard diga o haga, con su estilo confrontacional, con la fuerza de su convicción de hierro, o con su árida y despierta manera de exponer como fraude la religión y la charlatanería, en el fondo todos en el laicismo tenemos una gran deuda con Dawkins. El ha inspirado a millones a salir del armario ateo y ha creado un movimiento a favor de la decencia intelectual que nunca antes en la historia se había dado a estos niveles. Como un verdadero Monstruo del Espagueti, sus memes se extienden como tentáculos voraces por toda la red social.

Los vikingos antiguos creían que cuando un guerrero moría en batalla, bajaba una hermosa y rubia valkyria de Asgard y se lo llevaba al Valhalla, el glorioso Salón de los Caídos, donde junto con los otros einherjar (héroes o veteranos de guerra) iba a cenar, pelear, y esperar la guerra final de Rágnarok junto con el Alfather Odín. La mitad de los guerreros se los llevaba Freya a su salón, porque siendo la diosa del sexo, le excitan los gladiadores musculosos. Los que no morían en guerra iban al Hel, un lugar frío y aburrido de descanso. Por razón de estas creencias es que era tan fácil para cualquier rey asegurar un mercenario nórdico: los fieles buscaban una causa por la que pelear para poder morir gloriosamente, pero algunos de los filósofos antiguos argumentaban que esto es estúpido, que es mas glorioso vivir bien que morir en una guerra, y que los soldados mueren en guerra como ganado.

Pero la gente busca a quien admirar, busca modelos de roles, busca héroes y personas que inspiren lo mejor en uno. Creo que el laicismo necesita su propio Valhalla … no para celebrar a los que viven y mueren por la espada, sino para celebrar a los que usan la palabra, la literatura, el intelecto y la filosofía para liberar, educar y dar una formación noble a los intelectuales de las nuevas generaciones, y así dejan un admirable legado como Nietzsche, Sartre, Hitchens, y ciertamente Dawkins. Creo que hay un heroísmo humanista, un fuego prometeico, que podemos celebrar en todos ellos.

Debido a que el fenecido Christopher Hitchens nació, por casualidad, en la misma fecha que su predecesor intelectual Thomas Jefferson, un grupo de bloggers ha propuesto que la natividad de Jefferson sea celebrada entre los grupos laicos como el Día de Hitchins-Jefferson, un feriado ateo cuya intención es que le regalemos libros subversivos o filosóficos a nuestros amigos. Este tipo de feriados anuales impiden que se borre la memoria y las narrativas asociadas a estas personalidades, y ayudan a perpetuar su legado para el beneficio de las futuras generaciones.

Creo que a Dawkins le hubiera gustado mejor que combinaran su fiesta con Darwin Day, aunque su natividad fue un 26 de Marzo. No es que lo estemos tratando como si ya hubiera muerto, pero es obvio que todo lo que nace tiene que morir y que el legado de Dawkins va a dejar una marca imborrable en la historia del laicismo. No es exageración decir que para muchos, habrá que dividir la historia en AD y PD (antes de Dawkins y post Dawkins): tan poderosa ha sido la influencia de su libro The God Delusion en la vida y el desarrollo intelectual de millones de mortales.

Lo cierto es que, es mas glorioso vivir bien que morir bien, y Dawkins ha vivido una vida ejemplar. Es un símbolo de un renacimiento intelectual y con la franqueza inquebrantable de sus palabras ha levantado una firme muralla de defensa y de ofensiva contra la tiranía de la religión. Aunque no haya entrado aún en el Salón de los Caídos junto a nuestros otros héroes intelectuales, es innegable que ya se ganó su lugar en el.

 

Hiram Crespo es autor y blogger puertorriqueño residente en Chicago, fundador de societyofepicurus.com y autor de Tending the Epicurean Garden (Humanist Press, 2014) y de Cultivando el jardín epicúreo y el autor/traductor de Varios días en Atenas y Epítome. Ha contribuído artículos a The New Humanism (una publicación de The Humanist Chaplaincy at Harvard), The Humanist (una publicación del American Humanist Association), Greenewave, Humanist Life y muchos otros. Se graduó con altos honores de un Bachillerato en Estudios Interdisciplinarios en Northeastern Illinois University y además del español e inglés, conoce el francés y el idioma universal, esperanto.

©2017 Ateístas de Puerto Rico - Privacy Policy - Return Policy - Term of Use

PO Box 362575 San Juan P.R, 00936-2575

informacion@ateistaspr.org

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?