dios le debe ha hacienda+

Carta abierta a la Doñita Evangélica