Editorial

Darwin y el Planeta de los Simios

By enero 28, 2016 No Comments

Recientemente tuve el placer de escuchar Planeta de los Simios en formato de audio-libro en el francés original. Siempre he considerado el folklor de Planet of the Apes como entre lo mejor de toda la ciencia ficción, pero también plantea muchas cuestiones culturales y filosóficas interesantes.

Planeta de los Simios fue la respuesta de la cultura pop a las tensiones generadas por el choque entre la teoría darwiniana de la evolución y su negación, que encontró siempre sus raíces en la mitología y el narcisismo judeocristianos.

Al igual que con la clásica película King Kong, las tensiones encontraron expresión en un enfrentamiento entre las razas humana y simia. Pero a diferencia de Kong, que era indómito, estos simios vivían en una historia alterna donde el homo sapiens no había evolucionado la razón que nos atribuímos y los simios tenían lo más cercano a una cultura humana.

Un dato curioso que la mayoría de la gente no suele considerar, es que una vez vivimos en un planeta de los simios. La serie propone que la PdlS es la Tierra, en un futuro lejano después de que nosotros mismos nos hemos destruido, pero el planeta real de los simios existió en la prehistoria. Cuando nuestros antepasados ​​homo-erectus recorrieron África, había docenas de otras especies de homínidos inter-relacionados y tan inteligentes como ellos. Nuestros antepasados ​​sobrevivieron, en parte, porque eran omnívoros. Muchas de estas especies sobrevivieron hasta tan recientemente como hace 10.000-15.000 años (en el caso del pequeño hombre de Flores, mejor conocido como el hobbit) y hace 25,000-28-000 años (en el caso del neandertal, quien compartió Europa con nuestros antepasados ​​por unos 10-15 mil años). También estaba el denisovano en Asia, que (al igual que el neandertal) no murió del todo. Los aborígenes de Papua Nueva Guinea y Australia todavía llevan alrededor de 6% del ADN Denisovan, y todos los no-africanos llevamos alrededor de 4% de ADN neandertal.

No sabemos como fue la interacción entre nuestros antepasados ​​cro-magnon y los neandertales en Europa. Podemos imaginar que hubo competencia por comida durante la Era Glacial, y probablemente guerra y esclavitud … probablemente relaciones sexuales. Sabemos que los neandertales eran rubios o pelirrojos y que tenían cultura, lenguaje e instrumentos musicales (como flautas). Si fuéramos a dignificarlos con ropa (que habría sido necesaria para vivir a través de la Era Glacial), tal vez nos recordarían un poco al Dr. Zaius.

zaius

Dr. Zaius – Yo sé quién soy, pero ¿quién es usted? ¿Cómo diablos empezó esta civilización al revés? – Taylor

No sabemos lo que pasó, pero nuestros antepasados ​​sobrevivieron y los neandertales no. Algunos científicos han sugerido traerlos de nuevo a través de la clonación, pero esto ha generado demasiada molestia y controversia para ser tomado en serio.

El ataque religioso a la enseñanza de la ciencia genera controversia tanto dentro de la serie en el planeta de los simios, como en nuestra propia cultura (como dice la Biblia, “en la tierra como en el cielo”). Cuando la enseñanza de la evolución comenzó a llevarse a cabo en las aulas de ciencia en los Estados Unidos, los grupos cristianos estaban tan escandalizados por la idea de que el hombre desciende de los simios que el muy público juicio de Scopes se llevó a cabo. La enseñanza de la evolución, los partidos de Dios argumentaban, representaba una amenaza para nuestra civilización. La ciencia y la evolución darwiniana estaban siendo enjuiciados, pero los cristianos sentían que era Dios quien estaba siendo juzgado.

El original Planeta de los Simios dramatiza este evento y se burla de los cristianos escandalizados, por supuesto, por medio de simios inteligentes que llevan a cabo deliberaciones cuestionando la credibilidad de Zira y Cornelius. Estos eran los principales científicos asignados a trabajar con el espécimen humano que hablaba. Uno de ellos había propuesto (en privado, ya que era demasiado peligroso decirlo en público) algo que él llamaba una teoría de la evolución: que tal vez la civilización de simios y los humanos primitivos originalmente fueron descendientes de la misma línea ancestral en el planeta de los simios.

taylor

La referencia más obvia a las nociones religiosas de excepcionalidad fue la fe de los simios en la serie. Su Dios, Simos, fue un héroe cultural fundador de su sociedad, un mesías que había encabezado la separación de los simios del resto de la naturaleza. Las escrituras simias hablaban de cómo el hombre era una bestia y había cometido autodestrucción en una época anterior, mientras que Dios había creado a los simios a su imagen y conferido sobre ellos la razón. De esta manera, el Planeta de los Simios coloca un espejo ante nuestra humanidad, nos muestra lo frágiles que son nuestros falsos puntos de vista sobre la naturaleza de las cosas. En una escena de la nueva versión de Tim Burton del filme nos encontramos con esta cita:

Por supuesto, los simios más educados consideran tales nociones religiosas como cuentos de hadas. Metáforas que utilizamos para explicar nuestros orígenes. Dudo que alguna vez realmente haya existido un Simos. – Dr. Zira

Tal vez, incluso a pesar de no tener fantasías religiosas acerca de orígenes no naturales, a algunas personas se les dificulte manejar su mono interno cuando se enfrentan con la verdad acerca de su naturaleza animal y sus orígenes simios. Tal vez el Día de Darwin puede servir para ayudarnos a bregar con las repercusiones espirituales, filosóficas e intelectuales de nuestros orígenes, para llegar a conocer nuestra bestia peluda interna y para reconciliarnos con nuestra verdad evolutiva.

El 12 de febrero es el Día de Darwin. Hay muchas maneras de celebrar al abuelo Darwin. Puede ver documentales antropológicos y educativos, o incluso jugar Poo the Card Game, que es muy entretenido (en lugar de puntos, el juego mantiene la puntuación en términos de tiradas de caca). En la tradición laica de practicar religiones-parodia (como el pastafarianismo), es posible establecer un santuario darwiniano a Simos, o a Hanuman. Como sospecharán, mi manera favorita de celebrar a Darwin es viendo cualquiera de los filmes de Planeta de los Simios con amigos. Haga lo que haga, este 12 de febrero tenga un feliz Día de Darwin.

Hiram Crespo

Author Hiram Crespo

Hiram Crespo es autor y blogger puertorriqueño residente en Chicago, fundador de societyofepicurus.com y autor de Tending the Epicurean Garden (Humanist Press, 2014) y de Cultivando el jardín epicúreo y el autor/traductor de Varios días en Atenas y Epítome. Ha contribuído artículos a The New Humanism (una publicación de The Humanist Chaplaincy at Harvard), The Humanist (una publicación del American Humanist Association), El Nuevo Día, Humanist Life y muchos otros. Se graduó con altos honores de un Bachillerato en Estudios Interdisciplinarios en Northeastern Illinois University y además del español e inglés, conoce el francés y el idioma universal, esperanto.

More posts by Hiram Crespo
X