Editorial

¿Debemos sacar la religión de la escuela?

Imaginemos un padre fascista (o comunista o socialdemócrata o neoliberal o de cualquier ideología política) que exigiera profesorado fascista, pBBorraFotoReligionara que adoctrinara en el fascismo a sus hijos; que exigiera unas clases donde se dijera que el fascismo es la mejor ideología, se rechazara cualquier crítica y se cantaran maravillas del fascismo. Supongo que todos nos llevaríamos las manos a la cabeza indignados y diríamos que eso es una barbaridad. Un padre que insistiera en semejante dislate sería considerado un mal padre y desde luego no incluiríamos clases de fascismo porque el padre lo pidiera.

Eso que nos hace llevarnos las manos a la cabeza cuando hablamos de ideología política es lo que pasa cuando hablamos de ideología religiosa. Los hijos de padres, digamos cristianos, reciben adoctrinamiento cristiano en las llamadas “clases de religión” que intentan convencerlos de que la religión cristiana es la correcta y otras religiones o formas de ateísmo o agnosticismo no se mencionan más que tangencialmente y siempre para ridiculizarlas y minusvalorarlas en comparación con el cristianismo. Si nos indignaba un adoctrinamiento en una ideología política, debería indignarnos igual un adoctrinamiento en una ideología religiosa.

¿Saca la escuela el fascismo del curriculum educativo?
Pese a lo dicho anteriormente, el fascismo si se estudia en la escuela (junto al comunismo, al anarquismo, al capitalismo…). ¿Por qué?

– Porque sólo la escuela garantiza que se conozca de forma ecuánime todas las opciones para poder decidir entre ellas. Si sólo conocemos una visión segada de una ideología política no tenemos capacidad de decidir libremente. Igualmente deberíamos conocer todas las opciones religiosas e irreligiosas: Cristianismo, Ateísmo, Religión Olímpica Griega, Budismo, Pastafarismo, Agnosticismo…

– Porque sólo la escuela garantiza que se descubran las deficiencias de una ideología política a la que se adscriban los padres. Sólo la escuela garantiza que hijos de fascistas conozcan la realidad de los campos de concentración del Nazismo, hijos de comunistas el Gulag Soviético o hijos de neoliberales las desigualdades a las que produce este modelo. Igualmente solo la escuela garantiza que el hijo de un cristiano pueda conocer los textos bíblicos donde se defiende el asesinato de mujeres y niños presos de guerra o se defiende el sexismo; o sólo la escuela garantiza que conozca la violencia contra los no creyentes de la inquisición, las guerras de religión…

– Porque sólo la escuelTXCienciaYReligion2a garantiza que se conozcan las virtudes de otros sistemas. El hijo de fascistas, seguramente tenga una visión completamente sesgada de la democracia, del comunismo o del anarquismo y sólo la escuela puede mostrarle virtudes de estas doctrinas. Igualmente un hijo de cristianos tiene una visión segada de los ateos (con frecuencia caracterizados como resentidos con la iglesia) de los musulmanes (con frecuencia identificados con el grupo de terroristas) o de los Budistas (como una mezcla de Hippies y creencias propias de tribus atrasadas).

– Por qué sólo la escuela garantiza que se apele a la razón y a preguntarse: ¿Qué virtudes y críticas ha recibido cada ideología? ¿En qué pruebas intentan sustentar sus creencias? ¿Qué validez tienen esas pruebas? Y no recurra a métodos sectarios como la amenaza (“arderás en el infierno”) el rechazo social “(darás un disgusto a mama si no vas a misa”) el hacer sentir indigno (“Dios que te lo ha dado todo y tú le rechazas”) y por supuesto el estrés que impida razonar (“Puedes morir hoy y será tarde mañana para arrepentirte”).

En conclusión: religión y ateísmo y agnosticismo en la escuela sí; pero no de forma adoctrinadora, sino analizando racionalmente de modo que se eviten las creencias absurdas fruto del lavado de cerebro en la infancia.

José Ángel Paniego García

Author José Ángel Paniego García

Soy psicólogo Educativo dedicado a temas de educación en Valores con alumnado universitario, profesorado y ONG´s principalmente. Tengo diversas publicaciones y artículos sobre el tema. Por ejemplo:

– PANIEGO,J.A. (2000) Educar personas solidarias. El laberinto de la educación en valores. Rev Contextos Educativos nº 3. Logroño: Servicio de publicaciones de la Universidad de la Rioja. pp. 177-190.

– PANIEGO,J.A., SEVILLA,B. y BOLLAÍN,S. (1998) Educapaz. Una formación integral de actitudes para el cambio social en SÁNCHEZ-TORRADO,S. Ciudadanía sin fronteras. Cómo pensar y aplicar una educación en valores Desclée de Brouwer. Bilbao.

– PANIEGO, J. A. (2000). Regulación de conflictos. In Conflictos y desarrollo (pp. 111-112). Universidad de Alicante.
– PANIEGO, J.A. (Coor) (2005) Unidad didáctica para que niñas y niños realicen anuncios defendiendo el derecho a la no discriminación de niños y niñas. Toledo: Save The Children.

También he relizado investigaciones en temas sociales por ejemplo:

– Ha coordinado el Análisis de la juventud gitana de alta promoción sociocultural según el convenio entre el INJUVE y la Asociación Secretariado General Gitano.

– Ha participado en el estudio MESA,M.(Coord) (2000) La Educación para el Desarrollo: Retos y perspectivas para Dirección General de Voluntariado de la Comunidad Autónoma de Madrid.

ACTIVIDADES SOBRE EL TEMA RELIGIOSO-ATEO

Coordino en la actualidad el programa Religión e Irreligión en la Escuela. Desarrollando actividades didácticas para trabajar en el aula.
Pagina de Facebook del proyecto: https://www.facebook.com/religionenlaescuela/?fref=ts

Publicaciones sobre el tema:

Paniego, J. Á., y Romero, J. L. (2014). Religión e irreligión en la escuela: Un modelo democrático de formación. Editorial Manuscritos. Madrid.

Neurología como explicación de fenómenos supustamente paranormales:
Ha desarrollado diversas charlas sobre el tema por ejemplo:
Charla en el Ateneo de Madrid el 28 de Enero de 2017 https://www.youtube.com/watch?v=LGSTm4oMT

More posts by José Ángel Paniego García
X