Errores de la Biblia: Cuando el Sol se Detuvo.

Solar System orbits, artwork

Según el libro bíblico de Josué, en el Antiguo Testamento, el Sol se paró en medio de una batalla para que Josué, el conquistador de pueblos, el gestor de conquistas a través de la antigua Palestina, y probablemente el peor genocida de la historia humana, tuviera un largo día para completar una de sus muchas masacres. Así tendría tiempo para matar hombres y mujeres, acuchillar ancianos y estrellar a los niños contra las piedras.  El Sol se paró, dice la Biblia. ¿Pero dónde se paró? ¿Cómo se paró? ¿Acaso no giran los planetas de nuestro sistema solar alrededor del Sol? ¿Cómo pudo pararse el Sol en medio del día violando todas las leyes de la física?  Y esto sin mencionar la Luna.

Cito de la Biblia (capítulo 10 de Josué, los números indican versículos):

12 Entonces Josué habló a Jehová, el día en que Jehová entregó al amorreo delante de los hijos de Israel, y dijo en presencia de los israelitas:«Sol, detente en Gabaón, y tú, Luna, en el valle de Ajalón».

13 Y el Sol se detuvo, y la Luna se paró, hasta que la gente se vengó de sus enemigos. ¿No está escrito esto en el libro de Jaser? El Sol se paró en medio del cielo, y no se apresuró a ponerse casi un día entero.14 No hubo un día como aquel, ni antes ni después de él, en que Jehová haya obedecido a la voz de un hombre, porque Jehová peleaba por Israel.

Pero lo fundamentalistas tienen una explicación para esto: lo que se paró no fue el Sol sino la Tierra. Obviamente se refieren al movimiento de rotación del planeta (girando sobre su propio eje) y no al de traslación (girando alrededor del Sol). Según esta explicación el genocida Josué, al ver el Sol quieto, y quien no sabía de ejes planetarios ni sistemas solares, pensó que este se había detenido.  El problema con esta explicación es la Primera Ley de Newton, mejor conocida como Ley de Inercia.  En esencia lo que dice es que si usted viaja en un vehículo a 90 millas por hora, violando todas las leyes estatales y federales, no podrá violar las leyes de la naturaleza.  Si de pronto el vehículo choca contra un objeto estacionario, digamos un muro, usted saldrá disparado a exactamente la velocidad a la que iba el vehículo (¿quién dice que los humanos no podemos volar?).  No recomiendo hacer el experimento.  

Debido a que la Tierra rota a una velocidad de 1070 millas por hora (1670 km/hr), si se hubiera parado súbitamente entonces Josué, los israelitas, los pobres diablos contra los que ellos peleaban y todo ser humano,  animal y todo objeto que no estuviera debidamente clavado, anclado, sembrado o espetado a algo en habría salido disparado a esa velocidad.  Por supuesto esto no ocurrió lo que demuestra una vez más que la Biblia, que recoge la mitología hebrea, está equivocada.  Y no, en la historia humana no hay un día perdido, disparate que esgrimen algunos para sustentar el disparate en discusión.  

Shirley Rivera nació en Bayamón, Puerto Rico. Estudió Aeronáutica en la escuela de Aviación de la Universidad InterAmericana de Puerto Rico en el programa de Administración de Sistemas de Aviones. Laboró en el periódico El Nacional de Oklahoma, ejerció como reportera ancla del clima en Telemundo Oklahoma City y también trabajó como reportera de noticias para Univisión Tulsa también en el estado de Oklahoma, actualmente trabaja en programas educativos del Departamento de la Defensa de los Estados Unidos. Es presidenta y fundadora de Ateístas de Puerto Rico desde el 2014 y Directora Regional de American Atheists en Puerto Rico.

©2017 Ateístas de Puerto Rico Inc. | PO Box 362575 San Juan PR 00936-2575 | informacion@ateistaspr.org | 1-855-200-8880

Privacy Policy | Return Policy | Term of Use

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?