Editorial

LA MENTE HUMANA, LOS MILAGROS, LA RELIGIÓN

La mente

La mente es el conjunto de facultades cognitivas que engloban procesos como la percepción, el pensamiento, la conciencia y la memoria,  algunas de las cuales son características del humano y otras son compartidas con otras formas de vida. Este conjunto de procesos, debe ser diferenciado de los estados mentales, tales como los deseos, la sensación de dolor o las creencias. ​

Subconsciente, alude a un antiguo término, utilizado en Psicología y Psicoanálisis para referirse a lo inconsciente, a lo débilmente consciente o a lo que, por encontrarse  por debajo del umbral de la conciencia, resulta difícilmente alcanzable por ésta, o definitivamente inaccesible. La Psicología actual descarta el término, centrándose sólo en la existencia de la conciencia y el  inconsciente.

Autosugestión,  es un proceso mediante el cual un individuo autodirecciona su inconsciente para llegar a creer algo, o fijar determinadas asociaciones mentales, generalmente con un propósito específico y sin sufrir una enfermedad mental. En este contexto, algunas personas son más propensas a la autosugestión y al  direccionar  sus percepciones  mentales  en forma negativa. Les afecta  una enfermedad somática. La mente enferma al cuerpo y la autosugestión afecta aspectos como la alimentación, produciendo inanición, deshidratación y otros.

Milagro

Según la religión  cristiana,  un milagro es, en sí, un hecho sobrenatural en el cual se manifiesta el amor de Dios hacia los seres humanos. ​En el caso del Nuevo Testamento, se encuentra una gran cantidad de milagros, principalmente aquellos realizados por Jesús. Pablo de Tarso presentó el carisma de obrar curaciones,  y el poder de obrar milagros como procedentes del espíritu de Dios y destinados al bien común,

Casos reales  de autosugestión:

1.- El enfermero fue requerido para atender a un enfermo que había perdido el deseo de vivir,  y al no trabajar ni alimentarse, su salud se deterioraba. Detectó que sufría autosugestión por  inculparse de ser inútil. Lo alentó y le dijo que lo sanaría,  pero los medicamentos los pediría de un  lugar lejano, porque eran escasos. Llenó unas ampolletas con agua hervida y les borró el nombre a pastillas para la fiebre, para luego suministrárselas. Al cabo de tres  meses de inyecciones de agua y las pastillas placebo, el enfermo sanó.

2.-El psiquiatra recibió a una persona que consideraba había llegado el momento de su muerte y permanecía  postrada en su cama. En las terapias,  relató que había muerto su  jefe y luego un compañero de trabajo, ambos sus amigos cercanos. En este contexto se autosugestionó, y  esperaba su muerte, como una secuencia fatídica, pero fue sanado por el galeno.

3.-La señora padecía  de dolores estomacales y direccionó su inconsciente en el sentido que sufría  las consecuencias  de la brujería, y ante el criterio que los médicos no curaron esas dolencias, le sugieren recurrir al pastor de una secta. Después de las  respectivas oraciones danzas e invocaciones, le comunican que le han  introducido, culebras y otros animales en su estómago, y que la están devorando. Le aseguran que él los matará. En las sesiones  siguientes, efectivamente, se esfumaron los dolores. Ahora es aportante a la iglesia.

En este contexto , los supuestos milagros  de Jesús no pueden ser comprobados,  y los charlatanes iluminados, que aseguran ser los intermediarios de Dios y tener poderes sobrenaturales, simplemente tienen la habilidad de sanar las asociaciones negativas  de la mente del  sugestionado, que  estimulado por un placebo,  material u oral, activa sus defensas y  direcciona las percepciones de su inconsciente, de manera positiva, retornando luego a la normalidad. Nunca se ha documentado que una persona enferma mental, moral  o corporal, haya sanado con oraciones; al contrario, hay  antecedentes de que muchas personas con enfermedades terminales: tuberculosis, sida, cáncer,  y otros,  han muerto en los templos.

 

Conclusión

Los milagros como obra de un ser sobrenatural, no existen. Las personas motivadas adecuadamente, tienen la capacidad mental para corregir sus desajustes emocionales, producto de la sugestión. Los religiosos expertos en engañar, atribuyen esta curaciones a la intervención  de un dios inexistente, con el objetivo de atraer  seguidores y sus aportes dinerarios.

 

 

Abraham Guillermo Aguilar Villanueva

Author Abraham Guillermo Aguilar Villanueva

Nací el 16 de enero de 1952,en el Perú, departamento Junín, provincia de Huancayo enclavada en la serranía peruana, mi padre librepensador asiduo lector, de él aprendí a leer constantemente, me impactaron entre otros el escritor colombiano José María Vargas Vila, el peruano Manuel Gonzales Prada, los franceses Víctor Hugo y Julio Verne. Estudié mi educación primaria y parte de secundaria en escuelas públicas de Sicaya distrito de mis amores, siendo el mejor estudiante todos los años, termine mi secundaría en Huancayo, e hice un curso de reemplazos en ejército peruano, en el que me especialice en el manejo de ametralladoras.. En la década de los setenta, me fui al departamento de Cerro de Pasco, postule a la universidad ocupando el segundo lugar en el cómputo general, por falta de oportunidades tuve que trasladarme a Lima ciudad capital, con la ayuda de un primo comencé a trabajar y estudiar Economía en la universidad privada Inca Garcilaso de la Vega, en medio de las grandes polémicas entre los propulsores de la guerra popular y sus detractores. En los años ochenta, en el fragor de la guerra interna peruana, escribí un ensayo de opinión la revista fue intervenida quince días antes de su publicación y confiscaron todo, a raíz de ello tuve algunos dolores de cabeza; por un tiempo me dedique a la asesoría de tesis a egresados de Economía, luego ingrese a la Universidad Nacional de Marcos para estudiar Contabilidad, momentos difíciles hasta que fue ocupada por las fuerzas armadas. Últimos años del siglo veinte comienzo a estudiar Derecho en la universidad privada San Juan Bautista, ya no trabajaba para una sola empresa, cumplí mi deseo de asesorar a varias, sigo en esa labor. Soy casado, separado de hecho, lo hice a los cuarenta años, le llevo dieciocho años , pero después de reflexionar, considero que en mis relaciones sentimentales me deje llevar por la confianza y el corazón, pero debí considerar que las parejas son personas extrañas, y hay que investigarlas, porque muchas quieren salir de situaciones embarazosas o tienen su meta preestablecida, el dinero, y para lograr su cometido a todos consideran sus peldaños y los pisotean sin consideración. El año 2002 nace mi octavo hijo, el 2008 me cubre desgracia por un lado, por el otro la alegría nace mi nietita que es mi sol personal, pero son seis en total, dos mujercitas y cuatro hombres, adorables.

More posts by Abraham Guillermo Aguilar Villanueva