La verdadera historia del matrimonio gay

twospirits

 

Hace años vi la película Two Spirits, la cual resultó ser una triste epifanía a partir de un crimen de odio cometido contra Freddie Martínez, un joven Navajo transexual Dos-Espíritus en Colorado. A los 16 años de edad, Freddie fue brutalmente asesinado al ser golpeado repetidamente en la cabeza con un peñón. A diferencia del caso Mathew Shepherd en octubre de 1998, el caso de Freddy Martínez generó poca atención en los medios de comunicación, quizá porque no era de raza blanca. La película, y su visibilidad reciente fue inspirada, en parte, por una renovado interés sobre las tradiciones dos-espíritus.

La película, además de dar detalles sobre su vida y muerte, contiene entrevistas de personas dos-espíritus y cuenta la historia de cómo, antes de la época colonial en la tierra que ahora conocemos como los Estados Unidos de América, se respetaron las personas LGBT y, a veces, eran incluso honradas o temidas por sus poderes como dos-espíritus.

Los dos-espíritus eran considerados los líderes ceremoniales, curanderos y personas sagradas de muchas tribus. Adquirían nombres y ropa que identificaban identidades de género aceptadas, aún si eran liminales. Eran conocidos como winkte por los Lakota, como lhamana por el Zuni, o como nadleehe en la nación Navajo, y por muchos otros nombres.

En México, algunos de los conquistadores odiaron tanto a los dos-espíritus durante la era colonial que los mataron y dieron como alimento a perros salvajes, según una crónica, pero luego en la actual Oaxaca, México hoy una tradición similar a los dos-espíritus conocida como muxhes florece. La región de Juchitán, conocido por su tradición de muxhes, es una de las regiones con mayor proporción de indígenas en el país.

Para acuñar una palabra en Inglés que se aproxima a los muchos términos utilizados en los idiomas aborígenes, en 1990 en la 3ra Conferencia Anual Americana de Gays y Lesbianas de las Primeras Naciones, que se celebró en Winnipeg, Canadá, los aborígenes americanos LGBT decidieron usar Two-Spirits como el término pan-tribal en inglés para sus tradiciones.

No todos los dos-espíritus son necesariamente chamanes ni creyentes en las antiguas tradiciones: hay intentos antropológicos y científicos de explicar el fenómeno y separarlo del folklor, según el cual las minorías sexuales tienen “dos visiones” o “doble espíritu”. Una posible explicación científica para el fenómeno dos-espíritus podría asociarse con la diferencia en los hemisferios del cerebro de los gays y lesbianas que ha sido documentada en estudios recientes.

Antes de esto, los antropólogos habían llamado el fenómeno berdache, pero este término estaba vinculado a una historia antigua de tráfico humano y muchos lo consideraban un insulto. En la tradición aborigen, los Two-Spirits eran tejedores, narradores, cuidadores de los huérfanos, curanderos y líderes rituales.

Durante la era colonial norteamericana, una dos-espíritus de la nación Zuni conocida como Wewha, que era amadísima por su pueblo, llegó a ser embajadora de los Zuni en el Distrito de Columbia y fue muy respetada por los políticos de su época (muchos de los cuales, probablemente, no sospechaban que era un varón biológico).

Wewha

Wewha, célebre dos-espíritus de la nación Zuni

Muchas naciones indígenas confiaron en sus dos-espíritus con la responsabilidad de mantener el folklor espiritual, por lo cual uno llega a sospechar que la matanza sistemática de los dos-espíritus (que fue documentada en México y los EE.UU.), al igual que la casi extinción del búfalo, fue parte de un programa de limpieza étnica mas amplio que tuvo el efecto de desmantelar la tradición, el ciclo ritual y la cosmovisión de los aborígenes durante la era colonial.

En el documental, algunos de los líderes nativos mencionan de pasada que los dos-espíritus se casaban con personas del mismo género. A veces, un cacica mujer vivía su vida como un guerrero hombre y tenía su propia esposa, o un jefe varón tenía varias esposas, y entre ellas contaba con una esposa transgénero dos-espíritus.

Es una ironía que esta parte tan importante de la historia de nuestro continente no ha sido hasta ahora entretejida en nuestra narrativa desmoralizante y deshonesta sobre el matrimonio gay: tan invisibles son los nativos americanos, y así de trivializada su cultura, como si no fuera parte de nuestro patrimonio, que nunca ha sido retada y cuestionada de manera muy pública la repetición insistente de la derecha cristiana de que “el matrimonio siempre ha sido entre un hombre y una mujer”, lo cual es pura mentira.

Los tiempos están cambiando, pero no hay que olvidar que los derechos al matrimonio que se están ganando hoy de nuevo, fueron disfrutados durante siglos antes de la llegada de los europeos sin que existiera ningún tipo de controversia entre los aborígenes de América. Las tradiciones del matrimonio del mismo sexo se han practicado durante siglos y son tan americanas como cualquier otra tradición americana.

La historia la contaba el conquistador durante la era colonial, pero en esta era post-colonial vamos a arreglar la historia de una vez. El matrimonio no fue siempre entre un hombre y una mujer. Fue muchas veces entre un hombre y muchas mujeres, en algunas partes de África entre una mujer y muchos hombres, y en nuestro continente era a menudo entre dos personas del mismo sexo. La monogamia (del sexo opuesto y del mismo sexo) es un recién llegado. Pero éstas han sido todas nuestras tradiciones matrimoniales, y siempre han cambiado para reflejar las actitudes sociales hacia el género.

Hiram Crespo es autor y blogger puertorriqueño residente en Chicago, fundador de societyofepicurus.com y autor de Tending the Epicurean Garden (Humanist Press, 2014) y de Cultivando el jardín epicúreo y el autor/traductor de Varios días en Atenas y Epítome. Ha contribuído artículos a The New Humanism (una publicación de The Humanist Chaplaincy at Harvard), The Humanist (una publicación del American Humanist Association), El Nuevo Día, Humanist Life y muchos otros. Se graduó con altos honores de un Bachillerato en Estudios Interdisciplinarios en Northeastern Illinois University y además del español e inglés, conoce el francés y el idioma universal, esperanto.

©2017 Ateístas de Puerto Rico Inc. | PO Box 362575 San Juan PR 00936-2575 | informacion@ateistaspr.org | 1-855-200-8880

Privacy Policy | Return Policy | Term of Use

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?