Editorial

No hay alma. Todo está en el cerebro.

Hoy en día la neurología ha avanzado de modo formidable y es capaz de explicar los procesos de razonamiento, emoción o memoria como resultado de la actividad de las neuronas y no de mentes o almas inmateriales.

En la actualidad, somos capaces incluso de “leer la mente”: Satanislas De Haene usando resonancia magnética del lóbulo parietal lee el número en que estás pensando o Jerry Shih la letra que estás pensando.

Somos capaces de borrar o reinsertar recuerdos estimulando eléctricamente el hipocampo como demuestra Teodore Werger.

Y por supuesto somos capaces de explicar los diversos procesos mentales. Por ejemplo, conocemos cómo se produce la visión (desde que las células de la retina reciben la luz, hasta que llega a la corteza visual) y explicar desde este conocimiento los diversos fenómenos observados: por ejemplo, que se percibe antes el movimiento que el color (pues son procesados por dos vías neurales de distinta longitud); o la “visión ciega” (personas que afirman no ver un objeto pero son capaces de señalar dónde está, déficit producido por lesiones en la corteza visual).

Incluso podemos explicar los fenómenos que antaño nos hicieron creer en almas:

– La sensación de sentirse fuera del cuerpo fueron reproducidas por Braithwaite, Guterstam o Ehrsson con ciertos aparatos como gafas o videos que producían confusiones en la percepción del espacio; y por Blanke o de Ridder estimulando el cerebro.

– La famosa sensación de “luz al final del túnel”  ha sido reproducida por Lambert al someter a pilotos a centrifugadora (una especie de tío vivo que girara muy deprisa) consiguiendo ante la falta de oxígeno en el cerebro esa sensación de túnel.

– Las experiencias de percibir determinados seres (como dioses o espíritus) también son explicadas y reproducidas. Por ejemplo, ante la falta de estímulos visuales en el desierto, es frecuente el fenómeno de ver espejismos, ya sea un oasis si estamos sedientos o un dios si estamos meditando. Este  efecto se ha comprobado en muy diversas situaciones desde presos en celdas de aislamiento (reales o en experimentos psicológicos), personas en cámaras de aislamiento sensorial, navegantes por el Ártico…  Y también somos capaces de reproducirlas estimulando el cerebro como hicieron Persinguer o Penfield.

Pese a ello, algunos siguen afirmando que en estados de coma, en que no llega sangre al cerebro ni hay actividad cerebral, los pacientes si han visto o escuchado cosas que es imposible si no fueran almas que salieron del cuerpo.

– En primer lugar no es cierto que, por ejemplo en un infarto,  no llegue nada de sangre al cerebro (las técnicas modernas hablan de un 50% de lo que llega normalmente); ni podemos garantizar que el paciente estuviera en un coma profundo (con frecuencia la consciencia oscila llegando muchos pacientes incluso a recuperar la consciencia por momentos o permaneciendo en un coma ligero); ni podemos garantizar que no existía actividad cerebral (Posiblemente no existiera en la corteza externa, pero si hay actividad en el hipocampo puede producirse el recuerdo, o si se activa la amígdala se producirán emociones).

– En segundo lugar cuando se ha investigado esas supuestas percepciones con control experimental no se producen estas percepciones. Sam Parnia, uno de los más destacados defensores de las “almas” hizo el estudio más amplio (varios hospitales y más de 2.000 pacientes entrevistados). Les colocó fotos en estantes altos para que las vieran las almas descarnadas y ni uno sólo de los pacientes pudo verlas. Lo mismo a menor escala confiesa Penny Sartori (otra de las defensoras de esta teoría) y muchos otros.

– Y claro, ¡sin control experimental los testimonios de que vieron u oyeron algo, no tienen más validez que los testimonios que afirman que vieron gremlins saboteando aviones o coches! ¿Quién nos garantiza que no vieran algo de fuera del quirófano en otro momento y no cuando le operaban? ¿O que se lo contara alguien? ¿O hemos investigado si de 100 personas que afirman “vi cómo me quitaban el reloj y lo ponían en la mesilla” 99 se equivoquen y sólo una acierte por mera suerte estadística?

Hoy en día tenemos una teoría la neurología científica que explica, predice y hasta permite manipular los fenómenos cognitivos; y por otro lado un fuerte deseo de creer en almas que siguen viviendo tras la muerte, pero que es incapaz de explicar absolutamente nada, ni aportar pruebas sólidas de nada que no sea explicable por la ciencia como alucinaciones.

José Ángel Paniego

José Ángel Paniego García

Author José Ángel Paniego García

Soy psicólogo Educativo dedicado a temas de educación en Valores con alumnado universitario, profesorado y ONG´s principalmente. Tengo diversas publicaciones y artículos sobre el tema. Por ejemplo:

– PANIEGO,J.A. (2000) Educar personas solidarias. El laberinto de la educación en valores. Rev Contextos Educativos nº 3. Logroño: Servicio de publicaciones de la Universidad de la Rioja. pp. 177-190.

– PANIEGO,J.A., SEVILLA,B. y BOLLAÍN,S. (1998) Educapaz. Una formación integral de actitudes para el cambio social en SÁNCHEZ-TORRADO,S. Ciudadanía sin fronteras. Cómo pensar y aplicar una educación en valores Desclée de Brouwer. Bilbao.

– PANIEGO, J. A. (2000). Regulación de conflictos. In Conflictos y desarrollo (pp. 111-112). Universidad de Alicante.
– PANIEGO, J.A. (Coor) (2005) Unidad didáctica para que niñas y niños realicen anuncios defendiendo el derecho a la no discriminación de niños y niñas. Toledo: Save The Children.

También he relizado investigaciones en temas sociales por ejemplo:

– Ha coordinado el Análisis de la juventud gitana de alta promoción sociocultural según el convenio entre el INJUVE y la Asociación Secretariado General Gitano.

– Ha participado en el estudio MESA,M.(Coord) (2000) La Educación para el Desarrollo: Retos y perspectivas para Dirección General de Voluntariado de la Comunidad Autónoma de Madrid.

ACTIVIDADES SOBRE EL TEMA RELIGIOSO-ATEO

Coordino en la actualidad el programa Religión e Irreligión en la Escuela. Desarrollando actividades didácticas para trabajar en el aula.
Pagina de Facebook del proyecto: https://www.facebook.com/religionenlaescuela/?fref=ts

Publicaciones sobre el tema:

Paniego, J. Á., y Romero, J. L. (2014). Religión e irreligión en la escuela: Un modelo democrático de formación. Editorial Manuscritos. Madrid.

Neurología como explicación de fenómenos supustamente paranormales:
Ha desarrollado diversas charlas sobre el tema por ejemplo:
Charla en el Ateneo de Madrid el 28 de Enero de 2017 https://www.youtube.com/watch?v=LGSTm4oMT

More posts by José Ángel Paniego García
X