Opinión

Si somos la criatura más inteligente del planeta. ¿Por qué destruimos nuestro único hogar?

By marzo 29, 2015 No Comments

 

Por: Ismael Rodríguez Medina

La famosa primatóloga Dra: Jane Goodall visito Mayagüez.

Con un “hola” en castellano, y vocalizaciones similares a los de un chimpancé, nos saluda la galardonada antropóloga y primatóloga inglesa Jane Goodall, en su visita a Puerto Rico durante su presentación, llevada a cabo este pasado miércoles, 25 de Marzo en el Palacio de Recreación y Deportes de Mayagüez. Esta visita fue en respuesta a una invitación propuesta al Jane Goodall Institute, llevada a cabo por la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez, el Programa Campus Verde Colegial, y el Municipio de Mayagüez. La presentación, titulada “No podemos esperar para una educación ambiental”, tenía como motivo principal persuadir a la juventud presente a tomar parte en los movimientos educativos eco-ambientales y humanísticos, como lo es su programa Roots & Shoots (Raíces y Brotes) presentado en la misma.

Esta elaborada actividad tuvo una asistencia de más de 2.000 personas, en su mayoría estudiantes jóvenes de todo estrato educativo, y una gamma de invitados de la comunidad científica y académica de la Isla.

Luego de haber concluido el documental “El Viaje de Jane”, basado en las experiencias vividas por Goodall en Tanzanía (entre otros temas), y las debidas introducciones por una representante de la Alcaldía del Municipio de Mayagüez, y por la Dra. Sandra Cruz Pol (fundadora de la iniciativa Campus Verde), la Dra. Goodall comenzó a contar sus anécdotas sobre el origen de su amor a los animales y de su interés por los simios del continente africano. Fue “Tarzán de los Simios”, la novela de Edgar Rice, el primer libro que la joven Goodall tuvo en su colección, y que causó un impacto en su niñez. “[…] Me enamoré apasionadamente de este glorioso señor de la selva…”, expresó Jane jocosamente e irónicamente, “ ¿Y qué hizo Tarzán? Se casó con la Jane equivocada”.

Estas anécdotas llevaron a su periodo de adultez, narrando las experiencias en sus estudios de comunidades chimpancé en Gombe, Tanzanía, con el apoyo del famoso paleoantropólogo evolucionario y arqueólogo keniano, Louis Leakey, y la compañía de su madre Margaret.

Una y otra vez nos recalca, la Dra. Goodall, las similitudes entre humanos y chimpancés. En el desarrollo evolucionario del humano, es tan reciente como alrededor de 6-7 millones de años atrás donde nuestro antepasado común con los chimpancés divergió entre humano y Chimpancé/Bonobo. Esto se comprueba con los estudios genéticos que demuestran un %98.8 de similitud genética entre humanos y chimpancés, y los estudios de comportamiento social entre dichos los grupos simios. En todos los sentidos somos casi idénticos, los humanos y los chimpancés. Nuestro familiar evolucionario más cercano.

La explotación de recursos naturales, los conflictos étnicos, y la falta de conocimiento ambiental han puesto en grave peligro las poblaciones chimpancés de Gombe. Más allá, también amenaza las comunidades humanas que conviven en las regiones de Tanzanía, y muchas otras partes del globo. La antropóloga resalta estos aspectos en su monólogo como “resultado desarraigado del colonialismo británico en Tanzanía”, la hipocresía de los políticos y las tendencias capitalistas de la alta magnitud de explotación ambiental. Esta explotación desmerecida de las regiones forestales mundiales han afectado, en gran medida, nichos ambientales que han tenido efectos de retroalimentación positiva en los procesos climáticos globales, pregunta Jane, “[…] si somos la criatura más inteligente del planeta. ¿Por qué destruimos nuestro único hogar?”, exaltando que es la educación uno de los agentes de cambio social. Esta forma holística de ver los aspectos ecológicos, expone la Dra. Goodall, es la perspectiva que debe ser llevada a la educación de las generaciones presentes y venideras. Con ese pensamiento fue creado el programa Roots & Shoots.

Roots & Shoots es una iniciativa que favorece la educación ambiental holística, y apoya misiones humanitarias en todo el globo. Este programa es una herramienta para el desarrollo, respeto, y enseñanza empática con todos los organismos del globo. Goodall asegura que hay 10.000 capítulos en 139 países, y “existen más de 100 mil grupos individuales” en el planeta. Y todo comenzó con 12 estudiantes jóvenes de Tanzanía, con el interés de salvar su medio-ambiente y su comunidad.

Finalmente, la Dra. Jane Goodall, quien durante la hora y media de discurso oral nunca tomó asiento (sin importar que en estos días cumpliría 81 años de edad), hace un llamado a la unidad humana, sin importar su religión, proveniencia cultural, principios, para lograr una convivencia, en simbiosis con los medios naturales. La primatóloga específicamente le hace un llamado al pueblo de Puerto Rico a que seamos un ejemplo para las naciones de que la educación, y el respeto a la naturaleza y los organismos que le habitan son el elemento primordial para la sana coexistencia entre Flora y Fauna, y entre animales humanos y no-humanos. Esto dicho, y tomando en consideración el hecho de los efectos antropogénicos que han alterado ferozmente el Cambio Climático, me uno al llamado de la Dra. Jane Goodall, con el título principal de este magnífico discurso (que no podríamos dejar de repetir infinitas veces), “NO PODEMOS ESPERAR PARA UNA EDUCACIÓN AMBIENTAL”.

 

 

Shirley Rivera

Author Shirley Rivera

Shirley Rivera nació en Bayamón, Puerto Rico. Estudió Aeronáutica en la escuela de Aviación de la Universidad InterAmericana de Puerto Rico en el programa de Administración de Sistemas de Aviones. Laboró en el periódico El Nacional de Oklahoma, ejerció como reportera ancla del clima en Telemundo Oklahoma City y también trabajó como reportera de noticias para Univisión Tulsa también en el estado de Oklahoma, actualmente trabaja en programas educativos del Departamento de la Defensa de los Estados Unidos. Es presidenta y fundadora de Ateístas de Puerto Rico desde el 2014 y Directora Regional de American Atheists en Puerto Rico.

More posts by Shirley Rivera