Sobre la amistad

hanuman

De todos los medios que adquiere la sabiduría para asegurar la felicidad a través de la vida, por mucho el mas importante es la amistad. – Doctrina Principal 27

La amistad es uno de los valores humanos mas universalmente reconocidos en todas las culturas. Todas las tradiciones de sabiduría de la humanidad poseen sus doctrinas particulares relacionadas con la amistad. Es mencionada en el Havamal, en la Biblia Humanista de Grayling, en los proverbios de Ifá, es un tema central de la épica hindúa Ramáyana (en la cual los héroes se salvan las vidas unos a otros múltiples veces y hay una estampa memorable durante sus aventuras en que el dios simio Hánuman abraza al rey Rama y le repite que lo ama igual que a un hermano), y la filosofía laica también la celebra como un componente indispensable de una vida feliz, al igual que tiene sus admoniciones contra los “halagadores” y otros falsos amigos de los que nos debemos guardar.

En el epicureísmo de Lucrecio: “La amistad redujo su rudeza peluda”

El poeta romano Lucrecio, en su obra magna Sobre la naturaleza de las cosas, propone una teoría naturalista del origen de la amistad (al igual que propone orígenes y explicaciones naturales a todos los fenómenos de la naturaleza). En la porción relevante del poema, dice:

y cuando vieron nacer una descendencia,
entonces empezó la raza humana a ablandarse …
y la amistad redujo su rudeza peluda
y los niños, con palabritas y besos,
pronto rompieron el temperamento altivo de los padres.
Entonces, también, los vecinos se juntaron como amigos
deseosos de no sufrir ni hacer sufrir más …
tartamudearon consejos sobre como todos
debían tener compasión con los débiles …

 

Lucrecio, explicando el origen de la amistad y la compasión filantrópica en De Rerum Natura 5:1015-1027

La palabra traducida aquí como “amistad” es philos, que a veces traduce como amor. Aquí vemos la teoría de que el hombre primitivo sufría de una “rudeza peluda”, de la cual se fue deshaciendo por medio del amor, la amistad y alianza entre amigos (que originalmente fue por ventaja, para “no sufrir ni hacer sufrir más”), y luego se deshizo por completo de esta rudeza al hacer llamados crudos a “tener compasión con los débiles”, formando así una genuina comunidad humanitaria y filantrópica.

Epicuro, en su testamento final, estableció incluso una celebración mensual el día 20 de cada mes para que los amigos-filósofos se reunieran a comer y a filosofar. Esta tradición persistió por siglos y hasta hizo que los epicúreos fueran conocidos como los eikadasti (de eikas, o el veinte). Eikadasti se traduce en inglés como the Twentiers, o la gente del día veinte. Yo creo que Epicuro hizo esto para competir con los cultos de Apolo y de Eleusis, que también se reunían ese día, con una alternativa comunitaria laica. Algunos humanistas y ateos modernos, como el editor de mi libro Luis Granados, todavía observan el eikas. El lo compara favorablemente con la iglesia atea Sunday Assembly como una alternativa mas pequeña y mas íntima.

La amistad en la Biblia Humanista de AC Grayling: compañía virtuosa

La Biblia laica de los filósofos contiene muchos libros similares a la Biblia religiosa en su estilo editorial. Entre esos libros se encuentra Concordia, el cual contiene una tradición de sabiduría completa relacionada con la amistad, que es definida como algo que sólo puede existir entre la gente virtuosa. Un socio en el crimen, por lo tanto, no es un verdadero amigo. Concordia dice que es la virtud de un amigo lo que amamos (16: 8).

Por “digno de la amistad” me refiero a que la amistad de aquellos que tienen en sí mismos las cualidades que atraen el afecto. Tales personas son raras; y de hecho todas las cosas excelentes son raras. – Concordia 12: 14-15

El libro plantea una pregunta interesante: ¿podemos ser a la vez buenos e imperturbables? En otras palabras: sólo el bueno, el bienqueriente, se preocupa por sus amigos, y debido a esto puede pasar dolores de cabeza en medida que todos los que amamos tienen el poder de hacernos sufrir.

Esta es una cuestión ética interesante. La amistad debe pasar la prueba del cálculo hedónico: a veces por el bien de mayores placeres a largo plazo hacemos sacrificios y sufrimos a través de ciertos dolores, y de manera similar a veces sufrimos por el bien de la amistad (8: 1).

Esto no es sólo debido a que a veces tenemos diferencias de opinión, discusiones y peleas con nuestros amigos, que debemos pesar contra el cariño que les tenemos, sino también por el dolor de la pérdida y el “agujero en el mundo” que experimentamos después de que nuestros amigos nos dejan.

Pero al final, siempre habrá valido la pena tener buenos y entrañables amigos, porque son irremplazables y añaden enorme placer: la amistad hace que valga la pena vivir, nos permite abrir nuestras mentes a los demás, tener gente con quien compartir nuestra alegría y prosperidad, y también hace que nuestras desgracias sean más fáciles de soportar. La amistad cconfiere fuerza en la debilidad y esperanza en la desesperación, es como ver a otro yo.

En el Havamal: “El hombre es la alegría del hombre”

No rompas el vínculo de amor con tu amigo; la preocupación retorcerá tu corazón si no puedes compartir toda tu mente con otro. – Havamal

No hay tradición de amistad dichosa mas rica que la que vemos entre los vikingos y sus vecinos, que la consideraban una necesidad absoluta y un hombre sin amigos es comparado en el Havamal (recopilación de sabiduría nórdica) con un “tronco de un árbol muerto” que nadie quiere.

Una vez fui joven y caminé solo
y desconcertado parecía en el camino;
entonces encontré a otro y rico me consideré
porque el hombre es la alegría del hombre.

Pero no todo el que se sonríe con nosotros es un amigo. Hay que saber discernir y esperar a que alguien gane nuestra confianza (estrofas 46, 63, 65, 116), evitar a la gente vil e ignorante (estrofas 121-122) y a los halagadores (estrofas 24-25, 123). Para saber quien es amigo verdadero, el Havamal dice que el que se queja de la distancia para visitarnos no lo es mientras que el que esta feliz de viajar lejos para vernos, es amigo verdadero. Otro criterio es que podemos compartir todas nuestras mentes con ellos y tendemos a buscarnos con frecuencia (estrofas 44, 118-120).

El Havamal reconoce que es mas facil (y hasta necesario) ser amigo de los amigos de nuestros amigos, del mismo modo que no debemos ser amigos de los enemigos de nuestros amigos porque eso constituye traición. Para los escandinavos, que con frecuencia se hacían juramentos de amistad y lealtad para consolidar sus lazos (tanto entre guerreros como en las órdenes de amigos-filósofos, como los escaldos o thules), la amistad era algo sagrado. En parte debido a la solemnidad de estos juramentos, la traición era blásfema y constituía un crimen detestable. A veces se sellaban las amistades por medio del intercambio de regalos. Quizá esto origina la tradición navideña.

Conclusión

De la amistad se ha dicho que redujo nuestra rudeza peluda primitiva, que es un tipo de seguro de vida de ventaja mutua, que es un modo de reconocer la dignidad y virtud en el otro, que el hombre es la alegría del hombre y que si no tenemos con quien mezclar nuestras mentes, la preocupación va a retorcer nuestros corazones.

No hay que pensarlo dos veces. Busquemos con frecuencia la sana y placentera asociación de los verdaderos amigos y usemos toda excusa disponible para celebrar nuestras amistades.

 Lea mas:

Sobre la comunidad natural, de Sociedad de Epicuro

Happy Twentieth!, de Luis Granados

Hiram Crespo es autor y blogger puertorriqueño residente en Chicago, fundador de societyofepicurus.com y autor de Tending the Epicurean Garden (Humanist Press, 2014) y de Cultivando el jardín epicúreo y el autor/traductor de Varios días en Atenas y Epítome. Ha contribuído artículos a The New Humanism (una publicación de The Humanist Chaplaincy at Harvard), The Humanist (una publicación del American Humanist Association), El Nuevo Día, Humanist Life y muchos otros. Se graduó con altos honores de un Bachillerato en Estudios Interdisciplinarios en Northeastern Illinois University y además del español e inglés, conoce el francés y el idioma universal, esperanto.

©2017 Ateístas de Puerto Rico Inc. | PO Box 362575 San Juan PR 00936-2575 | informacion@ateistaspr.org | 1-855-200-8880

Privacy Policy | Return Policy | Term of Use

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?