Por qué la comunidad LGBT+ no debe confesar el cristianismo+

Por qué la comunidad LGBT+ no debe confesar el cristianismo